La comunicación como elemento productivo

  • La expectativa contra la realidad de una faceta que no podemos descuidar.

Despertar y mantener en el tiempo la productividad de nuestros equipos de trabajo pasa por algo más que solo números. Son reiteradas las ocasiones en las que nos centramos en buscar un software, formato o creamos herramientas para conocer el rendimiento y así reconocer mes a mes el cumplimiento de objetivos. Una vez más, dejamos de lado un elemento prioritario en la gestión; la comunicación.

photo-1526891993611-eca1e7d7b582.jpeg

Estas son tres razones por las cuales comunicando se elevan los índices de productividad:

Se conoce un plana a seguir

Existen modelos de desarrollo donde todo mundo conoce el plan o estrategia a seguir pero quienes lo ejecutan no tienen la más mínima idea. El reto en este caso es conocer que tanto puede conectar esa estrategia con la emotividad del personal. Comunicar para transmitir una emoción.

Antes, durante y después

Pensar en que el envío interno de correos o colocar pizarras para anunciar el desarrollo de las labores es importante, no se preocupe, podría ser un medio pero no "el medio". Innovar en un proceso de seguimiento productivo pasa por identificar los momentos claves para dar un mensaje cara a cara y donde se prive de la tecnología. Alternar las formas y no quedarse en una sola.

Propuesta de acciones

Existen laboratorios de creación, buzones de sugerencias o cartas anónimas al gerente con propuestas e ideas de mejora diaria. Hemos descubierto en los últimos meses que lo que más desean hoy en día los colaboradores es opinar e impactar su entorno y haciendo realidad sus protestas elevar su compromiso. Ellos son quienes mejor conocen lo que hacen, escúchelos.

Construir una cultura basada en la comunicación despierta dos mundos paralelos en la gestión del talento; expectativa y realidad. La primera es la que siempre se está alimentando en los tiempos libres de trabajo entre compañeros, amigos e inclusive con familiares y la segunda lo que usted si puede ir concretando. ¿En cuál podría ubicar la productividad de sus equipos? 

Bernal Fonseca para ConGente

Bernal FonsecaComentario