Una adecuada iluminación reduce la huella de carbono, mejora la productividad y permite ahorrar energía

·      La planta de Firestone Industrial Products en Costa Rica –Turrialba- rediseñó su sistema de iluminación y cambió la totalidad de sus luminarias para mejorar la calidad del espacio laboral

Centroamérica, 30 de Agosto de 2016. La luminosidad de un espacio determina las actividades que se pueden realizar en él, especialmente cuando se trata de espacios de trabajo. Hoy en día y gracias a la tecnología LED es posible mantener una iluminación adecuada al mismo tiempo que se cuida el ambiente con bajo consumo y reducción de desechos.

Esta fue la premisa principal para el reemplazo de todas las luminarias de la planta de Firestone Industrial Products, ubicada en Turrialba -Costa Rica-, donde detectaron que los niveles de iluminación no cumplían con la normativa internacional IESNA 9, según la categoría "Industrial Tasks / Raw material processing (cleaning, cutting, crushing, sorting, grading)".

Sylvania fue la empresa encargada del diagnóstico y elaboración del nuevo diseño lumínico. “Cuando llegamos las luminarias de la planta daban máximo 138lx de luminosidad, cuando lo recomendado según la normativa internacional es de 300lx”, explica Esteban Camacho, Ingeniero de Proyecto de Sylvania.

Así, inició un cambio de bombillos y lámparas que incluyó todas las ubicadas en la planta, oficinas administrativas, áreas de comedor y pasillos, servicios sanitarios y también iluminación de exteriores para el área de parqueo.

José Joaquín Hernández, Gerente General de Firestone Industrial Products, explicó que la principal motivación fue mejorar las condiciones de trabajo en la planta y reducir la huella de carbono, ya que al pasar a tecnología LED implica menos consumo eléctrico y menor cantidad de desechos.

Según el experto de Sylvania el uso adecuado de la luz tiene muchos beneficios entre los que se destacan un menor número de accidentes laborales e índices inferiores en los niveles de estrés, lo cual lleva a un aumento de la productividad en los trabajadores. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizar mejoras en la iluminación ha logrado aumentos del 10% en la productividad de ciertas fábricas y una reducción del 30% en los errores cometidos.

Firestone invirtió aproximadamente $120 mil para lograr este cambio y redujo la huella de carbono en un 4%, disminuyendo así el impacto ambiental de la planta.

Finalmente, Hernández comentó que proyectan un ahorro eléctrico de 65% en el primer año y que los nuevos bombillos y luminarias no contienen ningún material que se convierta en un desecho peligroso o que necesite un manejo especial una vez que cumplen su vida útil por cual estos productos también ahorran en el proceso de reciclaje, pues no contienen mercurio ni fósforo, por lo que se consideran tecnología verde.  

CongenteComentario